Un error básico de las campañas de marketing viral

El error básico que observamos en las campañas de marketing viral es el de no analizar “a priori” y de modo riguroso una serie de aspectos que deben formar parte del estudio previo a cualquier campaña publicitaria.

Se lanzan campañas con una frivolidad impresionante sin tener claros los siguientes puntos:

1. Conducta esperada de los receptores del mensaje.
2. Interrelación de unos receptores con otros.
3. Grado de comunicación personal esperada.
4. Aspectos culturales y sociales que conlleva.
5. Forma de introducir nuestro mensaje en esas cadenas interpersonales.

Antes de ver los motivos que inducen a un receptor de información a tomar una actitud premeditada de compra y de comunicación con los demás, debemos diferenciar los productos y servicios en función de las características que constituyen la esencia de cada uno.

De este modo luego podremos diferenciar claramente como el marketing “viral” puede ayudar en cada caso, en función de dichas características generales.

Para ello, lo primero es clasificar el producto o servicio a ofertar.

Estos se pueden clasificar:

  • En función del índice de reposición, es decir, de la frecuencia con la que se compra y consume.
  • En función del margen o diferencia entre precio de venta y el coste de producir dicha venta.
  • Según el tiempo de consumo, es decir lo que se tarda en consumir, de su duración.
  • Según el tiempo de búsqueda.
  • Y en función de los servicios adicionales que se requieren para satisfacer al comprador convenientemente.

Podemos así clasificar cualquier producto o servicio para comenzar a ver las diferentes conductas del receptor de nuestro mensaje respecto a los diferentes tipos de oferta.

Si tenemos en cuenta estas características podemos ver que hay un tipo de producto con un índice de reposición muy alto, y un nivel muy bajo de las demás características, es decir bienes que se consumen muy rápido, que apenas requieren tiempo para su elección, sin servicios adicionales y con un margen bruto pequeño. A estos se les suele denominar productos azules. Son la mayoría de productos básicos: alimentación, limpieza, etc.

Otros tienen un muy bajo índice de reposición, es decir duran años, tienen altos márgenes comerciales, tomamos bastante tiempo para elegirlos, requieren servicio y garantía. A estos les llamamos productos rojos. Son las casas, los televisores, los planes de pensiones, etc.

Entre estos extremos hay una gran variedad de escalas. A los que tienen un promedio de las cinco características les llamamos productos naranjas. Por ejemplo, los trajes, el calzado, las gafas de sol, fondos de inversión, ocio, etc.

Para explicar la conducta de los compradores potenciales frente a los diferentes productos se han elaborado diversas teorías y modelos todas ellas con un enfoque muy distinto, pero absolutamente aplicables al mundo on-line.

Las expondremos en otro post posterior.

Anuncios
Tagged with: , , , , , , , , ,
Publicado en marketing, Publicidad, social
One comment on “Un error básico de las campañas de marketing viral
  1. Rana Impune dice:

    Muy buenos consejos , para ver algunas campañas exitosas de Marketing Viral: http://www.ranaimpune.tk

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Publicaciones
Todas las entradas
Flickr Photos
Blog Stats
  • 68,929 hits
A %d blogueros les gusta esto: